¿Es fácil crear una empresa en España?

empresa en espana doing business

1/9/2016

Cuando se trata de invertir en crear una empresa en un país extranjero, es importante tener en cuenta su marco legal y la mayor o menor dificultad burocrática de cara a que el negocio pueda ponerse en marcha cuanto antes, sin sorpresas que mermen el éxito de esa inversión. Por eso resulta positivo que crear una empresa en España sea cada vez más sencillo. Hoy analizamos los resultados del informe Doing Business 2016, elaborado por el Banco Mundial, en el que se analiza en qué países es más sencillo crear un negocio y dónde resulta más fácil generar riqueza y empleo.

El informe, el decimotercero que elabora la institución, deja ver una mejora en la clasificación que ocupa España en su ranking de eficiencia a la hora de lanzar una nueva empresa, situándose en el puesto número 33, justo por encima de Japón. Así, el país pasa de 73,78 puntos a 74,86 puntos. Hay solo dos países que alcancen el sobresaliente en este aspecto: Singapur (87,34) y Nueva Zelanda (86,79). Sin embargo, antes de entrar en materia, es importante conocer en qué se basa Doing Bussines 2016 para extraer estas conclusiones.

El Banco Mundial asegura que su metodología trata de determinar qué países son más ‘business-friendly’, sin que ello implique que los mejores en su ranking sean los países con menos normas. Al contrario, se trata de los que “han tenido la habilidad de crear normas que facilitan las interacciones en el mercado sin necesariamente estorbar el desarrollo del sector privado”. De hecho, asegura el Banco Mundial, las economías con buen resultado en esta clasificación aparecen también en buenas posiciones en el Índice de Competitividad Global y el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional.

En este sentido, además de los mencionados Singapur y Nueva Zelanda, los mejores de la clase son países como Dinamarca, Corea del Sur, Suecia, Noruega, Finlandia…

El caso de crear una empresa en España

En el caso de España, la situación mejora poco a poco y, en lo que respecta al último informe Doing Bussines, el pago de impuestos es el responsable de esta nueva escalada de posiciones. La reducción del Impuesto sobre Sociedades, la reducción de la carga fiscal a empresas de nueva creación (gracias a la Ley de Emprendedores) y un nuevo sistema online llamado Cl@ve (que permite la declaración telemática del IVA) son algunos de los factores que ha tenido en cuenta el Banco Mundial. En definitiva, ahora cuesta menos tiempo cumplir con las obligaciones fiscales de una empresa en España, algo muy valorado por el informe teniendo en cuenta que, sobre todo en el mundo de los negocios, el tiempo es oro.

Pero el ahorro de tiempo no es la única ventaja valorada en cuanto al uso (cada vez mayor) de las nuevas tecnologías en el ámbito de la empresa. Además, esta fórmula reduce el error humano y ayuda a luchar contra la corrupción. Las facturas electrónicas y el pago telemático hacen que aumente la transparencia, y eso es algo que valora muy positivamente el Banco Mundial.

En cifras concretas, el Banco Mundial resalta que ahora las empresas españolas tienen que dedicar menos días a cumplir con sus obligaciones fiscales (la mejora es de nada menos que 19 puntos con respecto al ejercicio anterior), aunque lo cierto es que aún hay margen de mejora: nos encontramos en el puesto 60 en este sentido, mientras que países como Armenia, en la posición 41, o Azerbayán, con la 34, están mejor situados que España.

El Banco Mundial también avala las mejoras de España en la protección de los pequeños accionistas, con una mejora de 15 puntos con respecto al año anterior. El punto en el que más empeora España es el relacionado con la facilidad a la hora de obtener crédito para abrir una empresa en España, un factor que sin duda tiene mucho que ver con la actual crisis económica.

En cuanto a la facilidad a la hora de crear una empresa en España, son necesarios 7 procedimientos para lograrlo, mientras que la media de la OCDE es de 4,7. También nos encontramos por debajo de esa media (8,3) en cuanto a los días necesarios para abrir el negocio (14 en España). El coste de crear una empresa, en porcentaje sobre la renta per cápita, es de un 5,2 por ciento, frente al 3,2 de la OCDE, y los requisitos de capital mínimos se encuentran e un 13,4 por ciento, frente al 9,6 de la OCDE.

Una comparativa con el resto de Europa y entre ciudades españolas

Si comparamos el caso de España con el de otros países europeos, lo cierto es que el país sigue teniendo asignaturas pendientes, lo que aconseja contar con un asesoramiento legal antes de lanzarse a invertir. Países como Gran Bretaña, Alemania, Francia o Países Bajos se encuentran por delante de España en el ranking.

Por otro lado, no todas las ciudades españolas presentan la misma regulación, ni los trámites son igual de rápidos en cada una de ellas. Sorprendentemente, la mejor ciudad en la que crear un negocio en España es Logroño, seguida de Madrid, Pamplona, Valencia, Badajoz y Barcelona.

Con todo, el reto de la facilidad a la hora de hacer negocios, que comienza a nivel local, es completamente global: año a año, las economías de todo el mundo llevan a cabo pequeños y grandes esfuerzos de cara a facilitar la actividad emprendedora dentro de su territorio como fórmula de crecimiento de sus economías. Tal y como resume Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial, “una economía moderna no puede funcionar sin regulación y, al mismo tiempo, se puede estancar con una regulación pobre y engorrosa”. Así, “el reto del desarrollo es recorrer este estrecho camino identificando regulaciones que son buenas y necesarias, y evitando aquellas que impiden la creatividad y obstaculizan el funcionamiento de las pequeñas y medianas empresas”.

Si estás pensando en crear una empresa en España, consúltanos.

Native speakers

Abogados nativos

Cabinet international ayant plus de 10 ans d’expérience

Despacho internacional con más de 10 años de experiencia

Structure solide et multidisciplinaire

Estructura sólida y multidisciplinar

Plus de 300 clients internationaux chaque année

Más de 300 clientes internacionales al año